miércoles, 18 de abril de 2018

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA RAIZ DE ASTRAGALUS

En la naturaleza existe una gran variedad de plantas que ayudan a los seres    humanos   en   lo  referente  a  la  medicina  y   tratamiento de enfermedades, una de estas lleva el nombre de astrágalus, planta con múltiples propiedades y beneficios muy usada en la fitoterapia.

¿QUÉ ES EL ASTRÁGALUS?

Es una hierba que se usa como planta medicinal tradicional China, debido a las propiedades que posee; su nombre en chino significa: ‘Líder Amarillo’. Su nombre científico es astragalus membranacea. También llamado Astrágalo. Esta planta es usada para tratar la diabetes. En la medicina Occidental el astragalus, es considerado un tónico para el organismo y se toma como té para la digestión, se utiliza la raíz seca de la planta, a menudo en combinación con otras plantas medicinales y también sirve para mejorar el sistema inmune y el tratamiento de heridas.Esta es una planta de la familia de las leguminosas, que combate la enfermedad y refuerza el sistema inmunológico. Por lo general, sus raíces están presentes en la medicina tradicional china, que ha sido utilizada como adaptógeno, durante miles de años. La planta crece entre las 16 y 36 pulgadas de alto, Vale destacar que solo las raíces del astragalus se usan con fines medicinales.

PROPIEDADES PARA LA SALUD DEL ASTRAGALUS

Este contiene tres componentes, que permiten que la planta tenga un impacto positivo en la salud humana: saponinas, flavonoides y polisacáridos.
  • Las saponinas: son conocidas por su capacidad de reducir el colesterol, mejorar el sistema inmunológico y prevenir el cáncer.
  • Los flavonoides: proporcionan beneficios para la salud a través de la señalización celular. Tienen cualidades antioxidantes, controlan y eliminan los radicales libres y ayudan a prevenir las enfermedades del corazón, el cáncer y el Sida.
  • Los polisacáridos: tienen capacidades antimicrobianas, antivirales y antiinflamatorias.

BENEFICIOS Y PARA QUÉ SIRVE EL ASTRAGALUS MEMBRANACEUS

Su principal virtud es actuar como antiinflamatorio. Recordemos que la inflamación  es la raíz de la mayoría de las enfermedades, desde la artritis hasta algunas enfermedades  cardiacas. 
Muchos estudios como el de la Universidad de Maryland sobre el astragalo muestran que gracias a sus saponinas y polisacáridos, el astragalus membranaceus reduce la respuesta inflamatoria, en relación con una serie de enfermedades y condiciones, además beneficia la salud en los siguientes puntos:
Cómo tomar astrágalus
  • Mejora el sistema inmunológico: tiene la capacidad de controlar las células  que esencialmente regulan las respuestas inmunes del cuerpo. 
  • Disminuye o previene el crecimiento de tumores: muchos exámenes recientes han demostrado el éxito de las saponinas, flavonoides y polisacáridos, en la disminución o eliminación de tumores, así como también en casos de quimioterapia de tratamiento de cáncer de hígado y es capaza de ayudar a revertir la resistencia a múltiples fármacos.
  • Protege el sistema cardiovascular: los flavonoides presentes en el astragalus, son antioxidantes que ayudan a prevenir la acumulación de placa en las arterias y el estrechamiento de las paredes del vaso, mediante la protección interna de este. Reduce la presión arterial y los triglicéridos. 

  • Cura las heridas: debido a sus cualidades antiinflamatorias, el astragalo tiene una larga historia de tratamiento de cortes, se ha usado como planta medicinal tradicional china, para la reparación y regeneración de órganos y tejidos dañados. También contiene capacidades antioxidantes y anti- envejecimiento.

  • Alivia los síntomas de la quimioterapia: ayuda a que los pacientes se recuperen más rápido. En caso de vómitos, diarrea y supresión de médula ósea, el astragalus se administra de forma más segura por vía intravenosa.
  • Trata los resfriados y la gripe: tiene capacidades antivirales, se ha utilizado por mucho tiempo para tratar los resfriados comunes y la gripe. Se combina con otras hierbas como el ginseng, la angélica y la regaliz. Un régimen de astragalus membranaceus antes de los meses fríos de invierno, previenen los resfriados y las enfermedades respiratorias.
  • Provee terapia suplementaria para el asma crónica: el astragalus es un remedio natural para el asma, la hipersensibilidad en las vías respiratorias disminuyen sustancialmente y la producción de moco y de inflamación se reducen. 
También hay evidencia de que el astragalus, previene la degradación del colágeno y promueve el crecimiento y la función de los nuevos vasos sanguíneos en  los recién nacidos. Por ello, esta planta medicinal es muy utilizada en remedios para enfermedades. 

¿CÓMO TOMAR EL ASTRAGALUS?

El astragalus medicinal se utiliza como adición a tratamientos convencionales y no debe ser utilizado como reemplazo a los medicamentos, a menos que sea sugerido por un médico. Existen varias formas de prepararlo ya sea rebanado, molido o en forma de infusión, también lo puedes encontrar disponible en  mercados chinos, en las siguientes formas:
  • Tintura (extracto líquido de alcohol). Muy recomendado en pequeñas dosis para bebidas.
  • Cápsulas y tabletas. Otra forma muy funcional hecha del extracto de la raíz seca. La recomendación es usarla una vez al día, sin embargo verifica siempre las indicaciones del fabricante y consulta antes con tu médico.

COMO TOMAR INFUSIÓN DE ASTRAGALO:

Si tienes una planta de astragalus en casa, podes coger las hojas, dejarlas secar y guardar para un uso posterior. Para esta infusión necesitarías:
  • 2 cucharaditas de hojas de astragalus seco y trituradas
  • 1 taza de agua hirviendo
Coloca el agua a hervir, agrega el astragalus seco y deja reposar durante 3 – 4 minutos aproximadamente. Puedes agregar una cucharada de miel. 

CONTRAINDICACIONES Y EFECTOS SECUNDARIOS  DEL ASTRAGALO O ASTRAGALUS 

Antes de su consumo, deben tomarse a consideración varias advertencias y contraindicaciones, ya que a pesar de sus amplios beneficios en materia de salud es posible que algunas de sus cualidades puedan reforzar o empeorar ciertas condiciones. Siempre se recomienda consultar a un médico o profesional de cabecera antes de su uso, aun más ante los siguientes casos: 
  • Las mujeres que están embarazadas y que están amamantando, no deben usar astragalus, ya que no hay suficientes pruebas para determinar si es seguro para la madre y el bebé.
  • Las personas con enfermedades autoinmunes deben hablar con su médico antes de usar el astragalus, debido a su capacidad de estimular el sistema inmunológico.
  • Los pacientes con enfermedades como la esclerosis múltiple, artritis reumatoide, podrían ser sensibles a esta planta
  • El astragalo se debe usar con pequeñas dosis de otras plantas, para evitar efectos secundarios
  • Evitar utilizarlo si se sospecha de posibles reacciones alérgicas.
  • No se recomienda su uso en alteraciones producto de problemas en la tiroides.
  • Evitar su consumo si se sufre de dolencias producto de alergias o inflamaciones, tanto en el interior de la boca como de la piel.
  • Personas con problemas de alcohol o sospechadas de abuso de drogas o estupefacientes, solo deben se prescritas tras un examen previo.

TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR PARA PROCESOS INFLAMATORIOS


La inflamación crónica, excesiva e incontrolada contribuye a una gran variedad de enfermedades. El ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA) son ácidos grasos n-3 capaces de inhibir parcialmente muchos aspectos de la inflamación, incluida la quimiotaxis de los leucocitos, la expresión de la molécula de adhesión y las interacciones leucocito-adhesión endotelial, producción de eicosanoides como prostaglandinas y leucotrienos a partir del ácido araquidónico (AA).
Los ácidos grasos n-6 y n-3 son componentes importantes de los fosfolípidos de membrana, donde se encuentran comúnmente en la posición sn-2. El ácido linoleico,  EPA y DHA son constituyentes comunes de la membrana celular. La cantidad de cada tipo de ácido graso varía según el proceso metabólico, el tipo de célula/tejido y la naturaleza de los fosfolípidos presentes, ya que los diferentes tipos de fosfolípidos tienen diferentes composiciones de ácidos grasos. 
En la mayoría de los tipos de células, AA es el ácido graso más frecuentemente presente. Por ejemplo, en células mononucleares tomadas de la sangre de voluntarios sanos de ácido linoleico, DGLA, AA, EPA y DHA fueron 10%, 2%, 20%, 0.5% y 2.5% del total de los ácidos grasos. El AA proporciona un vínculo directo con la inflamación, ya que AA liberado de los fosfolípidos de la membrana es sustrato para las enzimas ciclooxigenasa (COX), lipoxigenasa (LOX) y citocromo P450 los cuales liberan diferentes eicosanoides (Figura 1). Los eicosanoides son importantes reguladores y mediadores de procesos inflamatorios e incluyen prostaglandinas (PG), tromboxanos (TX) y leucotrienos (LT). Muchas terapias farmacológicas antiinflamatorias, como los antiinflamatorios no esteroideos(AINE) y los inhibidores de la COX, se dirigen al metabolismo de AA, lo que indica la relación íntima del metabolismo del AA con procesos inflamatorios.

El aumento de la ingesta de EPA y DHA a partir de complementos a base de aceites marinos da como resultado un mayor contenido de estos en los fosfolípidos de las células involucradas en la inflamación. Este aumento depende del tiempo y de la dosis que se toman los complementos. La incorporación de EPA y DHA es en parte a expensas del AA, lo que resulta en una menor disponibilidad del sustrato habitual para la síntesis de los eicosanoides. Varios estudios en animales han demostrado que la producción de eicosanoides derivados del AA como el PGE2 disminuye por una alimentación/ suplementación rica en EPA y/o DHA.
El EPA también es un sustrato para las enzimas COX, LOX y del CYP P450 que producen eicosanoides. El metabolismo del EPA es análogo al que se muestra para el AA. Sin embargo, los mediadores producidos a partir del EPA tienen una estructura diferente de los producidos a partir del AA, y esta diferencia estructural entre el AA y los eicosanoides derivados del EPA hace que este último sea biológicamente menos potente. Las resolvinas reducen la inflamación y protegen a los animales de experimentación en modelos de enfermedades inflamatorias que incluyen artritis, colitis y asma.
Varios estudios también han demostrado que el EPA y el DHA disminuyen la producción de citoquinas proinflamatorias en respuesta a los LPS (lipopolisacáridos). Algunos estudios reportan que el EPA y el DHA aumentan la concentración de la citocina antiinflamatoria IL-10. Otros estudios que administran EPA y DHA como complementos alimenticios a voluntarios humanos sanos, han informado una disminución en la producción de TNF, IL-1β e IL-6 en monocitos o células mononucleares estimulados por LPS, aunque no todos los estudios informan de este efecto. Algunos de los estudios que no muestran un efecto de los ácidos grasos n-3 en la producción de citoquinas han proporcionado dosis <2 g de EPA + DHA por día, que puede ser una dosis insuficiente.

Los ácidos graos n-3 tienen un efecto sobre las vías de señalización que controlan la expresión génica en las células inflamatorias. El NF-κB es uno de los principales factores de transcripción implicados en la regulación al alza de los genes que codifican proteínas implicadas en la inflamación, incluidas muchas citoquinas, moléculas de adhesión y COX-2. Como se describió anteriormente, el EPA y el DHA disminuyen la expresión de la superficie celular de las moléculas de adhesión y la producción de citoquinas inflamatorias y metabolitos del COX-2. Un mecanismo común para explicar estos efectos sería un impacto en el sistema NF-κB. De acuerdo con esto, el EPA o el aceite de pescado disminuyen la activación de NF-κB inducida por LPS en monocitos humanos, y esto se asocia con una disminución de la fosforilación de IκB. Del mismo modo, el DHA reduce la activación del NF-κBen respuesta al LPS en macrófagos y células dendríticas, un efecto que involucra la disminución de la fosforilación de IκB.

 Efectos antiinflamatorios de los ácidos grasos omega-3 en las enfermedades humanas
Artritis reumatoide (AR)La expresión de enzimas COX aumenta en la membrana sinovial de pacientes con AR, y el líquido sinovial de estos pacientes contiene altos niveles de eicosanoides y citoquinas proinflamatorias. Los pacientes con AR son tratados con AINE que inhiben el metabolismo COX del AA, lo que indica la importancia de los eicosanoides en la enfermedad. Los ensayos controlados aleatorios de suplementos de ácidos grasos n-3 reportan mejoras, incluida la duración de la rigidez matutina, número de articulaciones sensibles o hinchadas, dolor en las articulaciones, tiempo de fatiga, fuerza de agarre y uso de AINEs. Los metanálisis de los ensayos de suplementos de ácidos grasos  n-3 en la AR identificaron un recuento reducido de articulaciones sensibles y rigidez matinal y una disminución del dolor articular evaluado por el paciente, la duración de la rigidez matutina, cantidad de articulaciones dolorosas y/o sensibles, y uso de AINE. Por lo tanto, existe una evidencia bastante sólida de la eficacia de EPA + DHA en la AR.
Rotura de la placa de ateromaEl EPA y el DHA pueden estabilizar las placas ateroscleróticas disminuyendo la infiltración de células inflamatorias en las placas y/o disminuyendo la actividad de esas células una vez en la placa. Un estudio en pacientes en espera de extirpación quirúrgica de placas de la arteria carótida mostró que la suplementación con EPA y el DHA, hace que estos ácidos grasos se incorporen en las placas y que esta incorporación se asocia con menos macrófagos en la placa y con cambios estructurales compatibles con una mayor estabilidad. Un segundo estudio demostró que un mayor contenido de EPA de la placa se asocia con una menor inflamación de la placa y menos inestabilidad. El aumento de la estabilidad de la placa con AGPI n-3 podría explicar menos eventos cardiovasculares y una menor mortalidad por enfermedad cardiovascular.

Enfermedad crítica y/o sepsisLos pacientes enfermos críticos y/o sepsis muestran una mayor activación de NF-κB en las células mononucleares sanguíneas y concentraciones circulantes elevadas de citoquinas inflamatorias, el último es predictivo de mortalidad, estableciendo un vínculo directo entre la inflamación y el resultado adverso. Los pacientes sépticos que recibieron aceite de pescado intravenoso mostraron una IL-6 circulante más baja, un mejor intercambio de gases y una estancia hospitalaria más corta que los observados en el grupo de control. Los metanálisis de estudios de aceite de pescado intravenoso en pacientes críticos son generalmente de apoyo, aunque hay algunas inconsistencias. En un metanálisis, se concluyó que las emulsiones de lípidos que contienen aceite de pescado pueden asociarse con una reducción de las infecciones y también podrían asociarse con una reducción en la duración de la ventilación y la duración de la hospitalización.
La inflamación excesiva e incontrolada contribuye a una gran variedad de enfermedades humanas, más allá de las 3 mostradas anteriormente. Implica a una multitud de diferentes  tipos de células, mediadores químicos e interacciones. El EPA y DHA son los principales ácidos grasos n-3 encontrados en suplementos de aceite de pescado y en el mismo pescado. Existe evidencia sustancial de que estos ácidos grasos son capaces de inhibir parcialmente muchos aspectos de la inflamación, la expresión de la molécula de adhesión, producción de eicosanoides como PG y LT del AA y producción de citoquinas inflamatorias como TNF-α e IL-1β. La dosis, tiempo y calidad del aceite de pescado es básico para obtener dichos beneficios.

lunes, 31 de octubre de 2016

Ultimas investigaciones: La melatonina, tratamiento natural contra la osteosporosis


¿Podría un suplemento para dormir (la melatonina) reconstruir los huesos frágiles?


La melatonina, que regula nuestro reloj interno también puede ayudar a tratar la osteoporosis. Actualmente se están dando suplementos de melatonina en comprimidos a mujeres mayores de 45 años como parte de un ensayo clínico para probar sus beneficios que está en marcha en la Universidad de Duquesne en Pittsburgh (EEUU) dirigido por la Dra. Paula Witt-Enderby.

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos, que los debilita y les hace ser frágiles, aumentando el riesgo de fracturas. Como consecuencia de ello, cada año se producen alrededor de 300.000 fracturas relacionadas con la osteoporosis (EEUU).

El problema afecta a hombres y mujeres de todas las edades, aunque se asocia más comúnmente a las mujeres posmenopáusicas.

Esto se debe a que la hormona femenina estrógeno desempeña un papel clave en la salud de los huesos, y después de la menopausia , la producción del estrógeno disminuye. Esto lleva a cambios importantes en el ciclo de producción del hueso.


En los huesos sanos jóvenes, hay un ciclo constante de nuevo crecimiento y eliminación de hueso viejo, conocido como el recambio óseo. A medida que envejecemos se elimina más hueso, produciéndose una pérdida de la densidad ósea y otros cambios, que en conjunto hacen a los huesos más frágiles.

La Terapia de Reemplazo Hormonal, que eleva los niveles de estrógeno en el cuerpo, se ha utilizado también como alternativa terapéutica, pero el uso a largo plazo a lo largo de varios años se ha demostrado que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular.

En el nuevo estudio de la Universidad de Pittsburgh en los EE.UU., los investigadores han dirigido su interés hacia la melatonina como tratamiento alternativo. La melatonina es una hormona que es segregada por la glándula pineal en el cerebro. Se produce en las horas de oscuridad y mantiene el reloj interno del cuerpo en un ciclo de 24 horas. También ayuda a controlar el momento y la liberación de hormonas reproductivas femeninas.

Estudios previos han señalado una conexión entre la melatonina y la osteoporosis. En un estudio estadounidense, las mujeres que habían trabajado en turno de noche durante más de 20 años eran más propensas a sufrir fracturas de muñeca o cadera. Los trabajadores del turno de noche tienen menores niveles de melatonina durante la noche, posiblemente debido a que durante la noche están expuestos a luz. La exposición a luces brillantes por la noche o muy poca luz durante el día pueden interrumpir el ciclo normal de producción de melatonina en el cuerpo. 



Por su parte, estudios realizados sobre animales han demostrado que existe melatonina en la médula ósea, que es el lugar en el que se producen las células madre. Al aumentar la cantidad de la hormona en los animales con osteoporosis, los científicos han sido capaces de estimular el crecimiento óseo.
La melatonina también tiene un poderoso efecto antioxidante, por lo que puede ayudar a prevenir la inflamación y el daño que produce la descomposición del hueso.

"Esperamos que las mujeres que toman melatonina muestren una mejora global en la salud ósea", dicen los investigadores. "También esperamos que tengan un mejor control sobre sus síntomas de la menopausia, una mejor calidad de vida y menos trastornos del sueño. "

"Esta investigación podría aportar una forma económica y eficiente para ayudar a los millones de personas que sufren osteoporosis.

Las mujeres objeto de la investigación de la Dra. Witt-Enderby y su equipo son mujeres al inicio de la menopausia a las que considera un grupo ideal ya que todavía no han experimentado pérdida ósea y se trata de prevenirla. Tal y como manifiesta: Nuestro acercamiento es una mejora en la calidad de vida. Intentamos que las mujeres duerman mejor, les ayude a regular sus relojes internos de modo que se sientan mejor a la par que sus huesos no se destruyan. 


Witt-Enderby, que lleva a cabo su investigación en colaboración con la Dra. Judith Balk del Mage, dice que la melatonina podría ser un tratamiento seguro para proteger los huesos. La Fundación Nacional para la Osteoporosis estima que en torno a 10 millones de Americanos tienen osteoporosis, y un 80 por ciento son mujeres.
Está previsto que Witt-Enderby y su equipo aborden una segunda fase del estudio, posiblemente dentro de un año, para determinar los efectos de la melatonina en mujeres posmenopausicas.
En una investigación reciente, realizada por científicos de instituciones españolas y canadienses, se ha comprobado que los suplementos de melatonina hacen que las ratas de edad avanzada tengan huesos más robustos, y por tanto también podrían tener un efecto muy similar en humanos de la tercera edad. Esto plantea la posibilidad de recurrir a tales suplementos como un modo de prevenir la osteoporosis en personas propensas a sufrirla.

La labor de “mantenimiento” de nuestra estructura ósea se realiza esencialmente a través de dos tipos de células. Por un lado, están los osteoclastos, que degradan y reabsorben materia ósea. Por otro, están los osteoblastos, células constructoras de hueso. Una forma simplificada de explicar sus tareas con un símil de la albañilería sería que las primeras realizan tareas de demolición de estructuras en demasiado mal estado y las segundas las reconstruyen en los espacios que han quedado vacíos y a punto para ello. Bajo condiciones normales, osteoclastos y osteoblastos trabajan juntos de manera bien coordinada, con las acciones de unos complementando las de los otros, y el resultado de esa labor conjunta sirve para mantener la salud de los huesos.

Ambos tipos de procesos son afectados por nuestros ritmos circadianos, ya que dependiendo de la hora del ciclo día-noche o vigilia-sueño, una clase de células tiende a estar más activa que la otra. El deterioro de la calidad del sueño que bastante gente experimenta al envejecer acaba provocando que los osteoclastos acostumbren a estar más activos de lo normal. Esto tiende a potenciar excesivamente el proceso de demolición. 
Es bien sabido que la melatonina influye en la regulación de nuestros relojes circadianos, y es capaz de ayudarnos a dormir mejor. Así que los investigadores sospechaban que un suplemento de melatonina ayudaría a regular correctamente los ritmos circadianos de ratas de edad avanzada, reduciendo así la actividad de los osteoclastos y enlenteciendo el proceso de degradación ósea. Y esto fue exactamente lo que encontraron.